Vestidores a medida de Ikea vs ebanista profesional

Si en tu cabeza ronda la pregunta ¿Vestidores a medida de Ikea o de un ebanista profesional? Bienvenido a uno de los dilemas más recurrentes del ámbito de la decoración. Lo cierto es que cada opción tiene sus ventajas e inconvenientes.  Por eso, antes de tomar una decisión te invitamos a explorar cada una de las opciones. 

Los puntos fuertes de los vestidores a medida de Ikea

El gigante sueco ha cambiado nuestra forma de vestir la casa. Sus combinaciones de módulos unido a la inmediatez de disponer de los productos hace que cuando tenemos que pensar en comprar un mueble nos venga a la cabeza Ikea. 

En el caso concreto de los armarios roperos las posibilidades de Ikea son muchas. Dispone de diferentes líneas o familias dentro de las cuales puedes crear tu propia combinación. Pero entre las tendencias del momento en almacenaje de ropa destacan los vestidores. Es decir, un armario abierto, sin puertas, en el que todo está expuesto. 

Para esta opción los vestidores a medida de Ikea proponen prácticamente lo mismo que para los cerrados. Módulos de distintos alto, ancho y profundidad que puedes vestir de la manera que mejor encaje con las prendas y enseres que vas a guardar.

Vestidores a medida Ikea

Los puntos débiles de los vestidores a medida de Ikea

Hasta aquí perfecto. Hay que reconocer que en muchas ocasiones es una solución eficaz. Sin embargo, los vestidores a medida de Ikea también tienen sus inconvenientes. 

La primera es que, aunque se denominen vestidores a medida, en realidad no lo son. Simplemente son combinaciones de módulos. Es verdad que el abanico es amplio y después de darle vueltas se consigue un vestidor que, a grandes rasgos, encaja con lo que buscas, pero no cien por cien. 

En resumen, con los vestidores a medida de Ikea eres tú quien te adaptas.  

Otro aspecto importante es la calidad del vestidor. Las estructuras están hechas de tableros de partículas, en los que no puedes escoger ni el grosor, ni los acabados, ni ensamblajes. Tienes que conformarte con lo que te ofrecen. 

Ebanista, calidad y diseño exclusivo

Si esta opción no encaja con lo que buscas, entonces necesitas un ebanista profesional. Un experto en el diseño de muebles y en el trabajo de la madera. Él sabrá escuchar tus necesidades, estudiará el espacio del que dispones y creará una solución a tu medida

Por ejemplo un vestidor con espacio para colgar trajes, camisas, blusas, abrigos, con cajoneras con organizadores para ropa interior y calcetines, un pantalonera o un zapatero vertical en carro extraíble. 

Como en un vestidor todo queda expuesto la armonía de las zonas de almacenaje es muy importante. Tu ebanista te ayudará a distribuir los espacios para que la ropa una vez colocada en su sitio no dé sensación de caos, al contrario, que todo esté ordenado. 

Por supuesto, el aprovechamiento de cada centímetro es otra de las grandes ventajas de un vestidor a medida hecho por un ebanista. No importan las esquinas, los recovecos, un enchufe o la proximidad a un radiador. Siempre se encuentra una solución que salve el obstáculo y que habilite un espacio para guardar algo.

Por último hay que recordar que al encargar un vestidor a medida, también vas a poder escoger la calidad del material. A lo que se une el saber hacer de un profesional lo que da como resultado un vestidor funcional y duradero que en muy poco tiempo estará amortizado.