Vestidores y armarios a medida, ideas para conseguir mayor funcionalidad

Los vestidores y armarios a medida son uno de los elementos esenciales en un dormitorio. Sin ellos el caos y el desorden serían notables, la cuestión es saber cómo realizar un diseño que sea lo más funcional posible. Te contamos algunas ideas para que saques el máximo partido a tu espacio. 

Vestidores y armarios a medida que mueves a tu gusto

Cuando hablamos de armarios y vestidores hay que tener en cuenta que, aunque son muy similares, no son exáctamente lo mismo. La diferencia radica en la libertad de acceso. Mientras que el vestidor es una zona amueblada de libre acceso, el armario es un espacio de almacenaje que cierra con puertas.

Vestidores y armarios a medida

En cualquiera de las dos opciones el objetivo es conseguir la mayor capacidad de almacenaje, por eso los vestidores y armarios a medida se adaptan mucho mejor a tu espacio y a tus necesidades

Pero precisamente como las necesidades van cambiando, una buena propuesta es la de estructuras de armarios y vestidores con estanterías de hierro y baldas de madera. Con este sistema puedes jugar con las baldas y moverlas según necesites huecos más amplios por ejemplo para colocar jerseys gordos, edredones, botas altas, etcétera. Y si en verano precisas un espacio con más altura para colocar vestidos largos puedes retirar una balda para extenderlos sin problemas.  

Los clásicos en vestidores y armarios a medida

Pero en vestidores y armarios a medida los diseños clásicos en L y en U siguen demostrando su gran versatilidad. 

Los armarios y vestidores en forma de L resultan ideales para habitaciones pequeñas o en las que no quieres dedicar todo el espacio al armario. La esquina habilita un espacio de almacenaje muy grande que de otra forma se suele desaprovechar.  Además, con la distribución en L tienes a mano toda la ropa y puedes moverte libremente por la habitación. 

En vestidores otra de las opciones clásicas es el diseño en U. Esta forma es ideal cuando tienes una habitación independiente, pero también puedes instalarla en un dormitorio grande haciendo que una de los lados sea una estantería abierta a la que puedes acceder por ambos lados. Ya solo queda decidir la distribución interior de tu armario, para ello una recomendación: haz una lista de todo lo que quieres guardar y la colocación de cajones, baldas y barras de colgar será más sencilla y eficiente.